SELLO BUEN DISEÑO

 

· OBTENIDO EN 2015 ·

El Sello de Buen Diseño argentino es una distinción oficial que otorga el Ministerio de Producción de la Nación a los productos de la industria nacional que se destacan por su innovación, por su participación en la producción local sustentable, por su posicionamiento en el mercado y por su calidad de diseño. 

  • LINEA ROBLAN

La propuesta que se plantea en esta línea de abrigos funcionales, es diseñar prendas donde por medio de superposiciones, extensiones, recortes, se refuercen esos puntos clave del cuerpo humano, que regulan la temperatura del mismo.

Se propone un diseño madre, en donde el usuario va alternando las posiciones de las partes del abrigo para regular él mismo su propia temperatura. Y luego dos abrigos menos complejos, para que el usuario pueda elegir según su necesidad. Generando una línea así de tapado largo, tapado corto y chaqueta.

Esta es una línea que debe ser útil para esa clienta que necesita de su abrigo para protegerse de los cambios de temperatura bruscos, más cuando se trata de una persona que transita mucho en las calles.

Uno de los factores primordiales en estos abrigos es su materialidad, sin la cual su función principal no podría ser resuelta, más allá de la alteración morfológica que realicemos en el abrigo.

En DM solo utilizamos paños cuya composición es solo lana, no cuenta con mezcla de acrílicos ni sintéticos. La lana de oveja cuenta con dos propiedades que ayudan a resolver de manera más

eficiente nuestro problema:

# Tiene un elevado nivel de aislamiento térmico, ya que es un mal conductor de frío o de calor.

# Tiene un gran poder adsorbente de humedad. La humedad intensifica las temperaturas, ya sean altas o bajas.

Finalmente, optamos por la aplicación de avíos de fácil uso, como broches resorte, broches pulpo y cierres

Como queremos proponer un diseño meramente funcional para nuestro usuario, más precisamente ese que vive en ciudades con climas fríos y variables, como es el de Mar del Plata, nos abocamos a analizar exhaustivamente la mordería de nuestro abrigo. Elegimos tres zonas sensibles del cuerpo humano y trabajamos en la moldería sobre ella:

 

El tapado Roblan cuenta con distintos puntos de regulación:

         1- Triple cuello: El mismo propone tres posiciones, según la zona que necesitemos cubrir. En primera instancia el cuello más pequeño y rectangular nos cubre la zona de la garganta, el segundo cuello al cerrarlo protege el total del cuello llegando hasta la pera, y por último al cerrar el tercer cuello, vamos a contar con casi la mitad del rostro cubierto, evitando la entrada de intensos fríos a la boca o la nariz.

         2- Guante a puño: Para evitar el uso de guantes, el Tapado Roblan propone una extensión en el puño tipo mitón, el cual puede ser rebatido cuando el usuario ya no quiera utilizarlo.

         3- Faldón: Muchas personas sufren del frío en las piernas, es por esto que tenemos la opción de utilizarlo como un abrigo largo o rebatirlo y sujetarlo con broches para obtener un abrigo más corto.

Con estas modificaciones, nuestra clienta va a poder manejar su temperatura corporal, cuando se encuentre con un día que comienza muy frío, eleva su temperatura y termina en una tarde/noche fría y ventosa. Vale aclarar que esto está pensado para aquella clienta, como muchas, que cuentan con el mismo atuendo todo el día por cuestiones laborales, por ejemplo. Nuestro abrigo debe adaptarse a los distintos momentos del día y situaciones que atraviesa nuestra clienta.

Dentro de la línea, como antes mencionamos se proponen dos alternativas más a este diseño principal. Por un lado, proponemos el Sacón Roblan, un abrigo que oscila entre un tapado corto y una chaqueta, que juega con el nivel de protección del cuello, otorgando un cuello alto que cubre hasta la boca y un segundo cuello interno que refuerza la protección en la garganta o cuello según como se lo acomode . Si estas piezas se dejan sueltas, cubren en pecho superior de la clienta, si se sujeta con los broches entre si, cubre la zona de la garganta. Jugamos también un poco con el diseño, siguiendo la línea del tableado con ruedo y tapas del bolsillo, para no despegarnos tanto del diseño madre.

Por otro lado, tenemos la Chaqueta Roblan, en donde limpiamos un poco el diseño, y se mantiene la variación del triple cuello, para variar la protección que vamos a obtener para el cuello, la boca y la nariz, como en el tapado Roblan. Siguiendo además la línea, con la combinación de colores a contratono y las líneas de la prenda.